Hoy en día el mundo empresarial esta dividido por diversos departamentos, trabajando de manera independiente para realizar una función especifica. Sin embargo, aprovechar la oportunidad de crear lazos de amistad y confianza, puede resultar favorecedor para generar buenas ideas en cualquier sector empresarial.

Creado por Jordi Robert-Ribes, el “bridge building” o la construcción de puentes entre equipos de trabajo distintos, es una herramienta utilizada recientemente, para combatir la falta de comunicación entre los colaboradoresConsiste en implementar estrategias para mejorar la convivencia empresarial, buscando integrar de una manera efectiva a los diferentes departamentos en una organización. Multiplicando la productividad, liderazgo, innovación, y el rendimiento laboral a corto, mediano y largo plazo a través de la comunicación.

Aunque no de manera consciente, muchas empresas lo utilizan promoviendo carreras de convivencia familiar, u organizando la tradicional cena de fin de año, en la que se reúne toda la empresa. Es ahí donde personal de diferentes puestos corporativos, se olvidan un momento de su cubículo y salen a crear relaciones con las personas que han trabajado por años en la misma oficina, pero que no conocen lo suficiente.

Reducir el número de microondas dentro de la compañía, cambiar a mesas más grandes en el comedor, o realizar el trabajo desde una oficina diferente, son algunas maneras sencillas y eficientes de implementar esta nueva herramienta. Con esta simple acción, los especialistas de marketing, ventas o el equipo de recursos humanos tendrán mas interacción, al compartir información se eleva el interés por las diferentes actividades realizadas en otros departamentos.

Un ambiente basado en la confianza y amistad, tiene un impacto positivo en los resultados de un negocio, reduciendo ampliamente la rotación laboral y aumentando su crecimiento. Esta comprobado que, si una persona se encuentra en un ambiente agradable, se convierte en un colaborador mucho más productivo.