Comprender la diferencia entre habilidad y talento, es un elemento clave para destacar en el ámbito profesional. Las dos palabras definen en términos generales la capacidad o potencial de una persona para realizar una tarea en particular. Sin embargo, ¿es lo mismo talento y habilidad?

Talento

Es la capacidad innata de las personas que se manifiesta desde la niñez para desarrollar adecuadamente una actividad o tarea determinada, algunas personas lo tienen y otras no. El talento es una manera especial para hacer algo sin experiencia previa, estudio o capacitación. 

Habilidad

La habilidad es el desarrollo de dicha aptitud, adquirida por el aprendizaje. A diferencia del talento, la habilidad se aprende durante un período determinado de tiempo, y sólo se desarrolla a través de horas y horas de práctica. No hay un modo fácil de hacerlo.

Usar tanto la habilidad como el talento, puede ayudarte a alcanzar el éxito profesional y cumplir tus metas. Sin embargo, no es un sustituto del talento, ni viceversa, una habilidad se potencia cuando se combina con talento.

No importa lo talentoso(a) que seas, si no estás realmente preparado, tarde o temprano tu talento va a necesitar un impulso extra, así que esfuérzate para ser mejor cada día. Recuerda que el talento no puede mejorarse, pero la habilidad sí.

Conoce algunos ejemplos de habilidades y aptitudes para agregar a tu CV:

  • Capacidad de adaptación al cambio
  • Habilidades comunicativas
  • Capacidad de Liderazgo y motivación
  • Habilidades de organización
  • Aptitud para trabajar en equipo
  • Competencias digitales
  • Proactividad e innovación
  • Esfuerzo, lealtad y compromiso

Sólo tú puedes encontrar tu talento, una vez que lo encuentres, es momento de transmitirlo a los demás. No importa la edad que tengas, lucha todos los días para alcanzar tu objetivo. ¡Dale sentido a tu vida haciendo lo que en verdad te apasiona y te hace completamente feliz!

“El trabajo duro supera al talento cuando el talento no trabaja duro”

Ben Lehner