El objetivo de la estadística es ayudarnos a sintetizar grandes cantidades de información y datos que antes de ser analizadas, pueden resultar confusos. Comprender los cálculos estadísticos puede llegar a ser muy retador, afortunadamente una cosa es formular y otra aprovechar los resultados de todo un análisis. Una de las herramientas más útiles de la estadística son los percentiles, pero ¿qué es un percentil y para qué nos sirve?

El percentil es un número entre el 0 y el 99 que suele confundirse con un porcentaje mas no da un uno como tal. El percentil es una medida de posición/ubicación de un valor con respecto a un conjunto de datos ordenados que se obtiene tras dividir algo en cien partes de igual frecuencia. Dicho de otra manera, nos indica la ubicación de la variable por debajo del cual se encuentra un porcentaje dado de observaciones con respecto a la muestra total.

Este estadístico suele ser muy útil para la práctica de recursos humanos como referencia para comparativos y estudios de salarios. Para entender mejor cómo leer esta información usaremos como ejemplo los resultados de nuestro Estudio de Salarios, Sueldos, Benéficos y Prestaciones de Nuevo León 2017 de la encuesta de Grupo PRODENSA en alianza con CAINTRA. En este reporte analizamos comparativos de sueldos de 92 plantas para más de 85 posiciones de la industria manufacturera y presentamos los estadísticos del promedio, 25 y 75 percentil.

Supongamos que nos interesa conocer el sueldo ofrecido al Operador Especializado en comparación con el resto de compañías de este estado, para esto tomamos las referencias del 25 percentil de la muestra que otorga un sueldo de $264 MXN mientras que el 75 percentil da $435 MXN diarios. Si buscamos una oferta competitiva para estrategia de retención de un puesto clave debemos de tomar referencia cercana a los $435 MXN diarios ya que estaremos por encima del 75% de las empresas que conforman la muestra.

Ahora bien, estos estadísticos también pueden ser muy útiles para la definición de un tabulador y/o una escala de clasificaciones. Si contamos con personal en una misma posición, pero con diferente nivel de experiencia podemos iniciar una categoría de entrada cercana al 25 percentil e ir ofreciendo incrementos escalonados para empleados clave a los que requerimos retener por su nivel de especialización y experiencia equiparando su sueldo al 75 percentil.

Como vimos, el percentil es la herramienta que nos permite conocer nuestra posición en referencia a una muestra. En un mercado laboral tan cambiante y crecientemente competitivo, el dominio de piezas clave de la estadística, como los percentiles, es vital para la adaptación de estrategias que no solamente nos pondrán a la delantera, sino que pueden llegar a ser la diferencia entre la retención o la pérdida de empleados.

Fuente: Market Intelligence