Un CV podría considerarse como una lista resumida que plasma tu formación académica, experiencia profesional y habilidades para un determinado puesto de trabajo… Sin duda, una actividad que puede parecer sencilla, pero en la que distintos profesionales como los que buscan su primer empleo se encuentran con dificultades en el momento de realizarlo.

En promedio, los reclutadores reciben de 30 a 50 postulaciones en cada anuncio de empleo que publican; sin embargo, hay ocasiones en las que les llegan muchas más. ¿Qué ven los reclutadores en tu CV?

1. Diseño: Es muy importante, debe algo que refleje su personalidad pero que no esté muy cargado, algo limpio, no es necesario algo con muchos colores o diferentes tipos y tamaños de tipografías.

2. Contenido: ¿Qué información debes dar? Solo los datos principales, es decir sólo lo básico: Celular, Ciudad de residencia, Mail principal, así como los periodos en que laboró en cada puesto (Mes, año – Mes, año) y ordenado desde el más reciente hacia atrás. Es importante destacar actividades principales y logros más relevantes y agregar una sección aparte para estudios, cursos, diplomados e idiomas.

3. Fotografía: Utilizar una fotografía profesional, no selfie o fotos recortadas.

4. Contenido: 1 a 2 cuartilla para el CV, resumiendo lo más importante de su experiencia profesional.

5. Ortografía: Cuidar la redacción de la información, como las comas, puntos, acentos, entre otros signos de puntuación.

6. Orden: En cuanto al formato, es decir, que esté justificado, mismo tipo de fuente, usar “negritas” para resaltar algún dato relevante.

7. Historial académico: Puedes incluir solamente tu último nivel de estudio.

8. Palabras clave: Dentro del CV en habilidades técnicas, por ejemplo: “manejo de SAP, facturación electrónica, entre otras.” Especificar logros y funciones de forma breve y concreta.

9. En idiomas y softwares: Evita usar porcentajes sino clasificación nominal como intermedio, avanzado, entre otras.

Asegúrate de escribir un currículum vitae con la información idónea, la redacción correcta y un formato adecuado para proyectar el mejor perfil posible. Seguramente, conseguirás la entrevista de trabajo que te acerque al trabajo soñado.