Existen diversos tipos de currículos, dependiendo de cómo esté organizada la información y qué aspectos del candidato destaca. No todas las personas que se presentan a un puesto de trabajo son iguales, y tampoco lo son sus currículos.

Dependiendo del perfil, la experiencia que tengas, tus conocimientos, tu formación… te convendrá utilizar un tipo de cv u otro. Conoce los distintos tipos y elige el más adecuado para ti.

1. Currículo cronológico

Este tipo de currículo es el más tradicional y usado, ya que resalta de forma organizada la carrera profesional. Se emplea para destacar que se ha progresado en un campo determinado y muestra el orden que se ha seguido a lo largo de la trayectoria profesional y educativa.

2. Currículo funcional

Este tipo de currículo resalta las habilidades, y es útil si uno ha tenido experiencias diferentes en ámbitos que muestren competencias importantes. Por lo tanto, a diferencia del CV cronológico, no presenta el tiempo de permanencia en la empresa, sino la variedad de las funciones que se han desempeñado.

En esta clase de CV se indican de tres a seis áreas de funcionales en las que se ha laborado

3. Currículo mixto

El currículo mixto o combinado es una mezcla de los dos tipos de currículo anteriores. Normalmente se inicia con una descripción funcional de las competencias o habilidades, seguido de un orden cronológico de la trayectoria del individuo. Por lo tanto, formato combina los puntos fuertes de los dos tipos de CV anteriores.

4. El videocurrículo

El videocurrículo muestra al candidato en una grabación que no se recomienda que sea más larga de un minuto (no es conveniente que dure más de dos minutos). Este formato es ideal para mostrar las habilidades comunicativas o la personalidad activa y dinámica, y abre canales de comunicación como el visual, que no están presentes en el formato escrito. Además, el videocurrículo puede incorporar elementos creativos, como proyectos realizados, fotografías, etc.

También permite demostrar competencias profesionales, como el dominio de idiomas o algún talento, o la buena presencia o imagen. El videocurrículo es una manera original de presentar la candidatura, aunque no todas las empresas permiten este formato. Aun y así, está ampliamente aceptado en el mundo audiovisual o el marketing.