La comunicación es uno de los pilares esenciales para tener una relación interpersonal feliz. ¿En que influye? Familia, amistad, pareja, y en el ámbito profesional.

La asertividad, es una de las habilidades sociales que consiste en ser capaz de expresar su punto de vista de un modo claro y respetuoso.

En el ámbito laboral una persona asertiva tiene ventajas frente a otros individuos que no lo son, ya que el simple hecho de saber cómo y cuándo pedir apoyo, recursos, explicaciones, entre otras, le permitirá desarrollar con mayor eficiencia y eficacia sus actividades laborales, trabajar en equipo y alcanzar las metas que le sean establecidas.

Conoce algunos tips para establecer una comunicación asertiva eficaz:

  • Escucha y evalúa el contexto: Para lograr empatía, primero hay que comprender a la otra persona. Antes de dar algún criterio, es importante tener en cuenta el entorno.
  • Utiliza palabras positivas: Transmite confianza y evita la negación para emociones de valor.
  • El tono y el lenguaje no verbal, también forman parte del Mensaje: Las gesticulaciones, la postura y el tono de voz, también comunican. Saber emplear las expresiones corporales aumentan la comprensión, y determinan si generan emociones positivas o negativas.
  • Transmite confianza, se coherente y respeta a los demás: Establece una relación entre lo que dices y haces. Evita discusiones, transmite el mensaje de forma adecuada para lograr soluciones efectivas.
  • Cuida tus emociones: Los juicios de las personas son diferentes, aprende a argumentar tus ideas con criterio, evitando utilizar prejuicios.

Si aún no eres asertivo no te preocupes, la asertividad es una habilidad social y un  hábito de conducta por lo que puede ser aprendida fácilmente.

Ser una persona asertiva, te permitirá desarrollarte no sólo en tu vida laboral, sino en tu ámbito personal, familiar y social.