El objetivo de una buena negociación es lograr un acuerdo que resulte satisfactorio para ambas partes. Diversas negociaciones se llevan a cabo todos los días y en todos los aspectos, ya sea personales o profesionales.

La persuasión es la capacidad o habilidad para convencer a una persona mediante razones o argumentos para que piense de una determinada manera o haga cierta cosa. Es una manera esencial para conseguir lo que queremos lograr.  Siempre tratando de mantenerse al margen, sin caer en la manipulación.

Un gran negociador tiene la capacidad de vender fácilmente su propuesta. Principalmente se debe dar a conocer nuestros intereses y trazar una manera en conjunto de llegar al objetivo.

Mostrando el buen trabajo realizado anteriormente, así como un listado de clientes satisfechos, logrará transmitir un sentimiento de credibilidad. De igual manera estar bien informado sobre el mercado actual para poder convencer a la contraparte, demostrándole por que no debe de ir con la competencia.

Para dar coherencia a tus palabras y estrategias, utiliza un lenguaje corporal adecuado. La comunicación no verbal como los gestos, las miradas o las posturas influyen en la percepción que los demás tienen de nosotros o de lo que decimos. La mejor oferta es tu sonrisa, una actitud positiva proyecta confianza y seguridad hacia cualquier persona. Muéstrate amable en cualquier aspecto de la negociación en especial al defender los intereses del cliente.

Conocer a tu comprador es una gran ventaja para satisfacer una necesidad. Tener una charla previa te mostrará el camino a seguir. El conocer aquello que la competencia no le pudo ofrecer, te facilitará los resultados efectivos.

Personalizar el servicio o producto a ofrecer es la técnica mas persuasiva que existe. Destacando la atención en todos los aspectos de la vida del cliente, como hablarle por su nombre, te convertirá su mejor aliado. No se trata de una venta automática, se debe coincidir en los puntos de vista.

Al poner todos los aspectos en practica, obtendrás la experiencia necesaria. Con el tiempo te convertirás en el mejor negociador. Un aspecto decisivo para los compradores que prefieren sabiduría y habilidad.

“Si quieres persuadir a alguien has de hacerlo a través de sus propias argumentaciones.”

GIORGIO NARDONE