En un mercado laboral tan cambiante, los profesionales tienen cada vez más oportunidades laborales competitivas. Como empresa, debemos asegurarnos que nuestros colaboradores tengan una misión, y sepan lo que se espera de ellos.

La llamada “fuga de talentos” es uno de los principales problemas para cualquier centro de trabajo, es decir, la perdida del talento calificado, aquel que aporta mayor potencial a la compañía. La perdida de este talento, resulta ser muy costoso para las organizaciones, además de afectar el nivel de crecimiento y competitividad de la empresa.

Hoy en día, los empleadores tienen el reto de formar un auténtico equipo de trabajo para mantener el equilibrio entre el éxito empresarial y profesional.

Para Adela Alvarez, Gerente de inteligencia de mercados en GRUPO PRODENSA, retener al mejor talento dentro de las empresas, capacitarlo y hacerlo crecer, facilita la productividad y los resultados de una empresa.

“Además de la parte salarial o económica del colaborador, la parte emocional juega un papel clave en la felicidad del colaborador. El paquete de compensaciones que ofrecemos como empresa debe contar con todos estos elementos para aumentar el nivel de satisfacción de los diferentes miembros del equipo” recomienda.

En el sector se estima que sustituir a un profesional cuesta aproximadamente su salario anual, sin contar el proceso de adaptación a la compañía.

Existen diversas razones por las que los empleados deciden dejar su empresa. Como por ejemplo, la poca oportunidad de desarrollo profesional, paquetes de compensación poco atractivos, cultura poco innovadora, mal clima laboral, lideres incompetentes o la falta de comunicación entre equipos y lideres.

¿Cuáles son las compensaciones más valoradas para retener el talento?

1. Sueldo: En definitiva, es la principal razón para el cambio de empleo. Los empleados mejor remunerados, son menos propensos a dejar el puesto actual, aunque siempre hay excepciones si hablamos de empresas de importantes o de gran crecimiento profesional.

2. Reconocimiento: Los colaboradores que son constantemente reconocidos por la empresa y se les felicita abiertamente por sus logros, continúan más tiempo en cualquier compañía. Hacerles sentir que el tiempo que el esfuerzo y tiempo invertido es vital.

3. Comunicación: Hacer que los empleados se sientan parte de los objetivos de la empresa, es importante motivarlos a expresar sus opiniones e ideas. El concepto de liderazgo moderno, promueve las vías de comunicación abiertas para todas las personas que conforman la empresa.

4. Promoción: La posibilidad de promoción y de hacer carrera dentro de la empresa, también promueve la retención del talento.

5. Compromiso: Incluir a los colaboradores en la toma de decisiones de la empresa y así, favorecer e incrementar la pertenencia al equipo.

6. Acompañamiento: Los colaboradores valoran contar con lideres con experiencia dentro de la organización para ayudarles a lograr el desarrollo personal y profesional a través de su experiencia.

7. Retos: Ofrecer a los empleados la posibilidad de asumir nuevos retos que les permitan desarrollar nuevas competencias dentro de la organización.

Para las compañías es importante analizar su ubicación en el mercado, y así evaluar constantemente sus sueldos de manera demográfica. El desarrollo adecuado de los colaboradores no sólo conduce a reducir la fuga de talentos, además tiene un impacto directo en el desempeño y en los resultados organizacionales.

Recuerda que con el enfoque correcto, puedes mantener a tus colaboradores comprometidos, recompensados y satisfechos, de modo que deseen permanecer dentro de tu organización en lugar de abandonar la empresa en búsqueda de mejores oportunidades.

Ahora que ya conoces algunas medidas para evitar la rotación en tu empresa, no dudes en ponerlas en marcha. ¿Conoces otras estrategias para retener el talento en tu empresa?