Debido a la digitalización de las empresas y la incursión de las nuevas generaciones al mercado laboral, las personas mayores de 50 años que buscan trabajo tienen dificultades para conseguirlo.

Para revertir esta situación, seguir en preparación constante para actualizar sus conocimientos, especialmente relacionados con la tecnología, es la manera ideal de darle un giro a tu carrera profesional y así conseguir empleo.

Recomendaciones para encontrar trabajo después de los 50 años

Sé optimista.-Debes tener en mente que no es imposible conseguir trabajo después de los 50 años, pero es necesario estar preparado para buscar empleo y la búsqueda del empleo ideal puede tomar algo de tiempo. Demuestra confianza en tu entrevista y transmite la experiencia que has adquirido en los últimos años.

Sé flexible.-  Expande tus oportunidades, aceptando nuevos retos y puestos en los que puedas demostrar tus habilidades.

Prepárate. Seguirte preparando es la mejor inversión para tu perfil, además de ser una ventaja competitiva, te proporcionará las herramientas necesarias para seguir vigente en el mercado laboral.

Formarse en el área ocupacional. Es importante que  conozca si en donde vive  existen  programas (cursos, seminarios, etc.) dirigidos a personas en edad laboral madura que quieran prepararse para acceder a una ocupación distinta a la que se graduaron o la que desempeñaron por años, pero que tiene mayor demanda laboral en la actualidad u mejores oportundiades para encontrar trabajo.

Expandir la red de contactos. No se debe pensar que porque ya se tiene 50 años el resto de los compañeros de universidad o de profesión, también están desempleados y en el caso de la mujer, ya todas son amas de casa y que, por ello, no pueden ayudarlo.  Esta es una idea totalmente incorrecta.  Es indispensable mantener y hasta expander la red de contacto, ya que, en algún momento, pudieran ayudarlo o hasta orientarlo en el proceso de encontrar empleo.  La mejor manera es realizar una lista de todos los conocidos y pedir su ayuda.

No descuidar la apariencia física Puede que con los años se haya engordado un poco o que esté canoso, pero eso no significa que puede presentarse a una entrevista de cualquier manera.  Eso  definitvamene le resta puntos.  Un buen peinado (y un maquillaje discreto en el caso de la mujer), ropa presentable y limpia y una buena actitud es necesaria siempre y especialmente en la entrevista de trabajo.

Sacar provecho de sus puntos fuertes  La experiencia es el bien más importante que tiene el aspirante maduro.  Los jóvenes pueden tener toda la energía y entusiasmo, pero sin experiencia las empresas pueden que consideren mejor al maduro.  De allí que sea necesario explotarla al máximo principalmente en el currículum donde se exponga aspectos como proyectos realizados, facilidad para adaptarse, el manejar situaciones de estrés, etc.  Si tiene una habilidad especial o conocimiento especial (habla mandarín, francés, etc) no dude en exponerla también.