En algún momento de la vida todos soñamos con el trabajo perfecto: Sueldos competitivos, prestaciones superiores a las de la ley, menos responsabilidades, horarios flexibles y principalmente vacaciones dos o más veces al año.

Para la mayoría de las personas, uno de los errores más frecuentes es pensar que la mejor oportunidad, es aquella dónde te pagan más, ya que la satisfacción laboral no esta relacionada con la felicidad. Sin embargo, tener una búsqueda adecuada, es un elemento importante para descubrir en que puesto o actividad puedes desempeñarte mejor según tus habilidades.

Los puntos descritos a continuación, te ayudarán a despejar todas las dudas para la búsqueda del empleo que siempre soñaste.

Conocimiento propio: Muchas de las veces estamos totalmente sumergidos en la rutina laboral, que ni siquiera nos detenemos a pensar si nos conocemos lo suficiente. Lo cierto es que para encontrar el trabajo de tus sueños, primero necesitas saber satisfacer tus necesidades personales, saber que buscas en un empleo, a donde quieres llegar, conocer tus miedos y conocimientos, así como las oportunidades de mejora basadas en tu conocimiento. ¿Te has preguntado en dónde te ves en cinco años?

Conoce el mercado laboral: Antes de postular para algún trabajo, es de gran importancia analizar las diferentes ofertas relacionadas con tus intereses para identificar con mayor facilidad tu futura trayectoria laboral. Puedes tomar en cuenta el reconocimiento de la empresa, la distancia de traslado, la oportunidad de crecimiento, entre otras.

Visualiza tu trabajo ideal: Investigar y conocer profundamente el ambiente laboral y su estructura, así como valores, visión, objetivos, estructura, pero sobre todo cultura empresarial. Para llevarlo a cabo, se debe buscar una conexión persona-empresa de acuerdo a los valores representados por ambos.

Establece un plan: Planifica metas a corto, mediano y largo plazo, para mantener una organización que te ayude a conocer tu proyección laboral, detectando hacia dónde te diriges y como puedes llegar hacia tu objetivo con esfuerzo y dedicación.

Aprendizaje constante: La preparación continua funge un papel importante, en cuanto al salario emocional se refiere. Es un elemento dónde destaca la importancia de la preparación de cualquier aspecto en la vida profesional, que seguramente te dará buenos resultados con el paso del tiempo.

Platica con tus conocidos: Tus amigos o contactos te facilitarán la búsqueda, identificando las vacantes adecuadas para ti, según tu personalidad, capacidades y valores.

El trabajo perfecto consiste en encontrar tu verdadera vocación, por lo que cada empleo es único. ¿Cuál es tu talento?