Encontrar una buena oportunidad laboral en la actualidad, no solo depende de tus habilidades personales y profesionales. También existen algunos hábitos importantes que si utilizas con precisión, podrían darle un impulso extra a tu perfil.

Sabemos que te esfuerzas al máximo todos los días para encontrar empleo, buscas nuevas ofertas de trabajo, pero por más que buscas y te postulas, no existe manera de que te contraten. Es posible que estés cometiendo algunos errores que te impidan conseguir tu objetivo.

A continuación podrás identificar los errores que pueden estar perjudicando tu búsqueda del trabajo ideal

1. Buscar vacantes fuera de tu nivel profesional

Aplicar a todas las vacantes disponibles, es uno de los errores más frecuentes, además de una perdida de tiempo. Para postular a una oferta de trabajo, deberías de cumplir como mínimo el 60% de los requisitos. Acompaña tu CV de una carta de presentación personalizada para cada oferta donde puedas explicar por qué, a pesar de no cumplir el 100% de los requisitos, eres un buen candidato para el puesto de trabajo. No olvides buscar vacantes que estén a la par con tu experiencia profesional y que ofrezcan oportunidades de crecimiento.

2. Adaptar tu Currículum

Una de las formas más fáciles de mostrar que eres perfecto para la empresa es personalizar tu currículum. Existe cierta información que precisa ser adaptada para cada tipo de empresa, sector y actividad, al hacer esto, tus oportunidades de avanzar en el proceso selectivo crecerán significativamente.

3. Cuidar tu imagen en las redes sociales

La imagen que proyectas en internet puede impactar directamente en como los reclutadores te ven como profesional.
Ten cuidado al compartir contenidos sensibles que puedan ofender a otras personas. Las publicaciones con ese tipo de temas pueden generar duda sobre la ética profesional y complicar tu situación en los procesos selectivos.

4. Cometer errores gramaticales

En los procesos selectivos es común que necesites presentarte o escribir un correo electrónico. Los errores gramaticales o de ortografía pueden ser una gran desventaja, revisa todo antes de enviar.

5. Prepárate para las entrevistas

La entrevista de trabajo es, sin duda, la parte más importante en el proceso de selección. Es el momento de demostrar que eres el candidato adecuado, y que conoces tanto la empresa que quieres formar parte de ella. Procura prepararte con anticipación e ir con una vestimenta adecuada al puesto en cuestión.

6. Olvidarte del networking

¿Sabías que el 80% de las ofertas de trabajo no se publican? Piensa en el tipo de trabajo que estás buscando y la gente que conoces en el sector o que tiene relación con él. Comparte con ellos tu situación y tu experiencia profesional, de esta manera estarás más cerca de encontrar tu empleo ideal.