El decidir participar en un nuevo proceso de selección puede deberse a diferentes factores como buscar un crecimiento económico, dar ese cambio de industria o de área profesional que desde tiempo atrás buscamos, interés en la ubicación de la empresa, etc.

Sea cual sea la razón que nos motiva lo que nos interesa es destacar, ser el candidato ideal para la vacante. ¿Cómo lograrlo?

  1. Investiga sobre la compañía.

Al estar en una entrevista, se puede presentar el momento en el cual te pregunten: ¿Y sabes algo de nosotros? ¿Qué has escuchado de nuestra empresa? ¿Conoces un poco a lo que nos dedicamos?

Es muy agradable cuando el candidato responde con datos, que fácilmente puedes encontrar en internet, como lo son la nacionalidad de la compañía, los productos que manufacturan o el servicio que ofrecen, los países en los que tienen presencia, e incluso algunos clientes con los que trabajan.

  1. Prepara un currículo sencillo de leer y conciso.

Es muy importante darle la atención que le corresponde a tu currículo. Es tu carta de presentación ante tu entrevistador, y muy probable ante el comité evaluador. El currículo ideal es sencillo de leer, contiene la información fundamental de contacto así como los datos más relevantes sobre tus actividades laborales, tu preparación académica y los logros más importantes a lo largo de tu trayectoria profesional.

Podemos considerar que toda nuestra trayectoria profesional es altamente importante, sin embargo debemos aprender a ser concisos, y resumir correctamente. En promedio, un reclutador tarda alrededor de menos de 10 segundos en leer un CV, así que hay que aprender a resaltar correctamente lo que más te interesa destacar para captar la atención de los reclutadores.

  1. Visita la compañía días antes.

En ocasiones, podemos estar participando en un proceso con una compañía que ya conocemos donde se ubica, que hemos visto en nuestro traslado diario. O al contrario, que aunque conocemos no sabemos exactamente cómo llegar a la locación.

Por lo cual es muy importante, siempre darnos el tiempo para revisar la ruta que se nos facilitaría más en nuestro traslado. Con esto reducimos la probabilidad de extraviarnos, y podemos percatarnos del tráfico al cual nos enfrentaríamos y el espacio de estacionamiento que encontraremos el día de la entrevista, al estar consciente de estos detalles, aumentamos la probabilidad de que nuestra puntualidad sea la correcta y así dar una buena impresión.

  1. Demuestra entusiasmo sobre la posición.

Al momento de estar en la entrevista es muy importante mostrarle al entrevistador que nos encontramos altamente interesados en la posición. Platícale en que medio te informaste de la vacante, que fue lo que te interesó y qué consideras que de tus cualidades puede alinearse con lo que ellos están buscando.

Al terminar la entrevista, ya sea con el departamento de RH o un miembro del staff, es importante agradecer el tiempo y la atención.

  1. Dar seguimiento al proceso de selección.

Ya terminó la ronda de entrevistas. Entonces inicia una de las etapas más complicadas para muchos candidatos, la espera. Muchos procesos pueden extenderse por diversas razones, entre ellas la deliberación del comité seleccionador, elaboración y aprobación de propuesta económica, cuestiones administrativas, etc.

Muchos candidatos caen en la necesidad de contactarse todos los días para recibir nuevas noticias, y aunque puede creerse que es una manera de mostrar interés, a veces puede ser algo pesado para el reclutador, quien se encuentra también muy interesado en concluir el proceso; pero en muchas ocasiones no les es posible brindar una actualización diferente cada día.

Por lo que lo recomendable es enviar un correo electrónico al finalizar la semana, agradeciendo nuevamente las atenciones prestadas, reiterando el interés en el proceso y en caso de presentarse algún cambio en sus expectativas iniciales, informar.

María Dávila

HR Consultant