Esta es una de las preguntas más frecuentes que te encontrarás en una entrevista de trabajo y aunque sea una pregunta intimidante, la buena noticia es que es una buena oportunidad de resumir porque eres un buen candidato para ese puesto. Te permite hablar de tus habilidades, de como encajarías bien en la cultura de la empresa y de todo lo más relevante que quieras decir. ¿Qué más podrías pedir en una entrevista?

Pero, ¿cómo puedes responder efectivamente a una pregunta TAN abierta? Aquí te enseñamos tres estrategias.

1. La intersección

Un modo de atacar esta pregunta es combinar lo que el reclutador obtendría al contratarte y lo que tu obtendrías del puesto. Debes de demostrar que la empresa obtendrá un empleado entusiasta que tiene las habilidades necesarias para el puesto y que tú podrás hacer algo significativo, construirás tus habilidades y trabajarás para poder dar el siguiente paso en tu carrera.

La clave aquí es no olvidar la segunda parte: hablar de ti mismo. Muchas personas cometen el error de solo enlistar los beneficios para el empleador. Hablar de lo que tu obtendrás le dará al reclutador una visión de cómo y porqué te mantendrás motivado—un rasgo que todo reclutador está buscando.

2. El experto de la empresa

Algunos reclutadores lo dirán en voz alta y otros no, pero tú debes de saber que la pregunta completa es, “¿Por qué debería de contratarte a ti sobre a todos los demás?” Si crees que ya haz hablado mucho de tus habilidades y experiencia durante la entrevista, quizá un mejor enfoque para ti es mostrar lo que tienes que ofrecer que los otros no. Asumiendo que estás compitiendo contra otros candidatos calificados, una buena idea en este punto es resaltar tu dedicación al puesto.

Para hacer eso, muéstrale al entrevistador conocimiento profundo del negocio y entendimiento del cómo encajarás dentro de la empresa. Eso, claro, requiere un poco de investigación de la compañía para que puedas hablar de su historia, su futuro, su singularidad y tu inversión personal. El sumergirte en tu conocimiento de la compañía sirve para varios propósitos: mostrarás emoción por el puesto de trabajo, te exhibirás como una persona culta de la industria que será más fácil de entrenar que otros candidatos y además, demostrarás cómo manejas algo que te apasiona.

3. El solucionador de problemas

Frecuentemente, los reclutadores publican vacantes porque tienen un problema que necesita ser resuelto. Ataca directamente ese punto con tu respuesta y resalta, idealmente con detalles, cómo puedes ofrecer una solución para ese problema que tiene la empresa.

No uses todo tu tiempo hablando del pasado—enfócate en tus esfuerzos a futuro y explica como puedes hacer la vida del reclutador más fácil al abordar su problema más inminente. Eso mostrará que tienes visión a futuro, que juegas bien en equipo y que estás listo para trabajar.

 

La próxima ves que te enfrentes a esta pregunta, prueba una de estas tres estrategias para sobresalir entre la competencia. Lo mínimo que obtendrás al usarlas, será verte como un candidato memorable por lo preparado que estás y tan sólo eso ya te hace especial.